martes, 19 de febrero de 2013

Sin lectura posible...



Soy lectora casi incansable, durante años he leído cualquier cosa que cayera en mis manos y cuando digo cualquier cosa me refiero tanto a "novelas del oeste y cowboy" como manuales de electricidad...

"Cincuenta sombras de Grey" ha vencido hasta la capacidad de aislarme y leer por el placer de mover los ojos... Pero ha sido superior a mi, no he podido pasar de la pagina 169 y ya es mucho...

Después de mucha resistencia y alguna que otra cliente en la tienda pidiendo juguetes "de los del Sr. Grey", creía un responsabilidad leermelos y saber de que iba la historia... imposible...

Voy por partes, eso de yacer con una virgen es una fantasía recurrente, no solo de los hombres, aclaro que las mujeres y si juegas a BDSM más, tambien fantaseamos con escojer una sumisa que sea primeriza y moldearla a nuestro capricho, pero de ahí a la manera idílica de hacer las cosas... ya empezamos mal...
Entiendo que el libro esta escrito para mujeres de mediana edad inglesas en su inicio, luego se adaptó a  todas las demás, pero aun así, es que no hay forma de que mi mente perversa y la memoria que poseo como mujer lleguen a  admitir esa idealización de la 1º vez... lo dejare en un término medio y quizás admita que seria la mejor forma de iniciarse en el sexo, pero a falta de millonarios musculosos y de vírgenes dulces, el principio me resulto cargante...

Luego empezamos con el contrato de confidencialidad, ni el mejor abogado de Bárcenas lo hubiese redactado así de bien, pero para que? si no sabemos de lo que hablamos es una violación hacia la persona sumisa que te firme eso, que admita no jugar o jugar a cuestiones que desconoce y sobretodo, es una imbecilidad de términos... los términos no pueden acordarse si se desconocen, y nada mas.
No jugar con agujas, fuego, scat... pues vale, lo perfecto e ideal, asi no tocamos términos escabrosos...

Hablamos de un Amo... aquí ya me asaltó la duda, empezamos a aclarar los términos concretos? es Amo, Dominante o un tipo que folla bien?
Imagino que mas adelante viene lo de las otras sumisas que tiene y los collares que pone, o eso no pasa? no pienso leerlo y averiguarlo, ni de broma, prefiero pasar por la desdicha de no saber cuantas sumisas tiene...

No he llegado mas lejos, y dudo tener moral para llegar mas allá... pero sea como sea, algún día alguien escribirá, espero y deseo, un buen libro sobre las las relaciones en BDSM, como iniciarlas y no morir en el intento y sobretodo de como son esas relaciones cuando el sexo no es lo primordial ni la fuente primera del placer, que lo que deseas y buscas es el Poseer, el Dominar, el pertenecer a alguien,  a tu Am@ y que tu sumis@ te pertenezca, que cuando lo miras el placer te llena y l@ llena... y eso SI ES BDSM.

Que alguien me recomiende un buena lectura, que esto me ha dejado con las ganas de pillar a la escritora y decirle cómo es  de verdad "la sala roja del dolor"...

Un saludo

7 comentarios:

eriko_ dijo...

Si sabía yo que no te iba a gustar... es para principiantes o desconocedores-as de lo que es el BDSM... Dudo mucho que las mujeres que disfruten de su lectura hayan oido alguna vez algo de un libro llamado Historia de O o de otro titulado Justine... En fin... me temo que para la mayoria de ellas ir más allá de los jueguecitos de Grey es poco más que una aberración... que no??? Hombre... siempre habrá algun@ que le pique mucho la curiosidad e inicie un bonito camino por el BDSM de verdad... con salas rojas y hasta azules, del dolor... de las de verdad... ;)
Un beso

Ama Lena dijo...

De sobra sabia yo que no me iba a gustar... algun dia escribire en serio sobre lo que conozco de BDSM... no se si sera Top 1 de ventas, pero algunas risas si que provocaria!!!

eriko_ dijo...

Sin duda yo seré una de las que compre ese libro... Lo espero con ganas ;)

jm deMararía dijo...

Hola, estoy deacuerdo con las opiniones sobre este libro y en contrapartida yo recomendaría este otro de Rossella Calabrò "Cincuenta sombras de Gregorio" en el que se hace una parodia a mi gusto muy real sobre el libro. Al menos con este creo que nos reiremos un poco. Saludos.

Novata dijo...

Muy buenas, estoy de acuerdo en lo que dices del libro, pero bueno aunque es una parte muy light de ver el BDSM, al menos ha ayudado ha "desmonizar" estas prácticas. El otro día en sexshop21.com me preguntaron por kits de Grey, xq qerian experimentar, yo creo q a veces la gente por moda hace cosas que en otro momento no haría. Luego leí que algunas mujeres una vez metidas en el mundillo este, salian espantadas porq no es como creian.

xana dijo...

Así es, de hecho aún no he oído a nadie del mundo bdsm defender este libro, salvo para decir que es un modo de dar a conocer algo de esto. Nadie se siente identificado con esta historia, y el motivo es bien sencillo, su autora no pertenece a esta cultura, y por tanto la narración esta basada en la ficción, en su fantasía.

Es imposible transmitir al lector sentimientos, emociones y deseos que no se sienten, porque si ya de por sí, es difícil describirlas, imagina sin sentirlas. El bdsm no se estudia, no se aprende (aunque puedas aprender determinadas prácticas), se siente y ya está, se es o no se es, y por eso la D/s de la que habla el libro no tiene nada que ver con nosotros.

Aquí todos tenemos claro lo que somos y a lo que nos exponemos, y cuando una persona es sumisa o dominante, tarde o temprano lo va a descubrir, con 50 sombras o sin ellas.

Esto es una novela de ficción para un grupo determinado de gente que además no acostumbra a leer, una novela rosa más subida de tono con una buena campaña de marketing. Y al menos a mí me parece genial, pero eso no es BDSM.

Unas esposas de terciopelo rosas, un látigo de 4 colas de plástico y un antifaz no convierte a nadie en dominante ni en sumisa. La D/s está en la mente, no en el cuerpo.

Dos libros que a mí me han gustado y están escrito por Dominantes, "Juegos de amor y dolor" (Hermes Solenzol) y "Caminos de sumisión" (Manuel Salcedo).

Un saludo, buen post.

shinju de Pasion Domina dijo...

vuelvo a escribir solo para decir una cosa que si no reviento....

¿Que este libro ha servido para desmitificar el BDSM y que la gente lo empieze a conocer....bla, bla, bla...?

Sinceramente, creo que prefiero que no se nos conozca a que se crean que esto va de maltratadores con traumas infantiles sin resolver y niñitas esperando poder cambiar a su principito azul y convertirlo en el hombre de sus sueños, mientras tragan con el maltrato...

En fin, siento el desahogo, pero estoy empezando a estar algo cansada de todas la sandeces que le oigo a la gente "vainilla" acerca del BDSM...