domingo, 27 de febrero de 2011

ADIOS Y HOLA...



Añadid unos tirantes rojos y por una vez, iba fetish, fetish...

Ultimamente no soy muy aficionada a las salidas multitudinarias, prefiero un entorno tranquilo o un sitio privado para disfrutar del tiempo que tengo libre o casi libre. Pero la noche del sábado, habia dos eventos a los que acudir de una forma casi obligada: la despedida y cierre de Luna Negra y la apertura de Klub  Kingdom.

Los adióses nunca son cómodos, puede no gustarte un local por el espacio que ocupa, el sitio de ubicación o la dirección que lo lleva; sea cual sea el motivo, uno de esos cambios puede modificar la falta de afluencia o la incomodidad del local en si. Pero lo que si es cierto, es que, de un tiempo a esta parte, Madrid se esta quedando sin sitio para los juegos y entretenimientos BDSM.
No digo que no se juegue o no haya encuentros, me refiero a que no se puede azotar sin tener que ir mirando a las espaldas por si pillas una cabeza curiosa o, si por las vidrieras del local, aparecen mas gente que los que había de aforo, pueden parecer cuestiones tontas o que no vienen a cuento, pero cada cual entiende su intimidad como quiere, y a la hora de poner un culo rojo o provocar un "Si señora", necesitas si no intimidad, espacio.

Es de lo poco que puedo decir siendo políticamente correcta sobre Luna, espacio tenia. Lo demás son cuestiones personales y de afinidad, que en realidad, si hablo por cada ocasión en la que he/ hemos decidido ir allí, los momentos han sido gratos, porque no dependía de nadie esa satisfacción y no soy/somos personas en las que la opinión ajena o las miradas curiosas incomoden en exceso, no es necesario estar contento con tu vecino de silla para sacar un lamento del sumiso que te acompañe, así pues, aunque en cualquier lado se puede, la necesidad de espacio vital es imprescindible.

El hola fue para una apertura de local, el Klub Kingdom, mini local mas bien, no empiezo a sentar cátedra, pero es mi opinión y como tal debe leerse: necesito un espacio de 50cm3 de aire para poder respirar con una cierta tranquilidad, o empiezo a imaginarme en un nicho enterrada y me agobio... ¿alguien vio la película  Buried (Enterrado)? pues eso, asi me llegue a sentir ayer.

No se cual era la decoración o la vestimenta de los go-gos o quienes eran los anfitriones, tampoco llegué a enterarme de la cantidad de amigos, conocidos y colegas BDSMeros que había, porque en el espacio que había, no lograba quitarme la sensacion de falta de aire, al igual que lo único que conseguí era mover la cabeza sacudiéndola en una u otra dirección y así intentar decir que los veía, pero no conseguía moverme... exagerado? Quien ayer estuviera en ese local sabe que no, eso si quiere reconocerlo o llegó a la hora en la que yo/nosotros estabamos, entre las 23h y las 23:45, creo que fue todo lo que conseguimos permanecer allí, y no diré dentro, porque nos atascamos a la llegada, no había forma de saber si estábamos en la lista, en medio porque no se podía pasar de la zona de barra, y al final... atascados en el precipicio de la escalera y el hueco del vater... con el asquito que me dan, en general... A pesar de eso, igual el sitio estaba bien.

Como siempre esto es un primer día, de afluencia masiva, de descontrol de aforo y mil cosas que se solucionaran con tiempo y una mejor planificacion, los comienzos siempre son muy complicados, así pues a pesar de todo, si para la próxima la cosa mejora, habrá que dar un voto de confianza y pensar que tenemos local nuevo en Madrid.

Un saludo.

PD.- Y para rematar la faena, si alguien tiene hambre, prisas y una hora concreta a la que llegar a una cita, tampoco debe pasar por el restaurante arabe de la C/Lavapies 3. Si reunes dos  de estos requisitos, busca otro sitio, porque la comida bien sazonada, la belleza del doncel que trae los platos o la buena compañia que lleves, no suplirá la tardanza, la escasez de servicio o la calma en el servicio de mesa y de cocina...
Como siempre si salgo y algo puede salir mal, saldrá.
Todo menos la compañia, esa es de lo mejor, amigos y complices para reirnos de nuestra sombra, pase lo que pase, que nos dure mucho...

3 comentarios:

Dómina Libertad dijo...

Suscribo todo lo que dices sobre la noche del sábado, pero no es un local nuevo, el Blue bar no es un local nuevo, es un local de ambiente gay en el que el Club Kindom hizo su primera fiesta. Mucha gente se ha confundido porque lo han llamado inauguración del club, pero el local no es un lugar al que podríamos asistir normalmente a no ser que seamos hombres o como en este caso seamos invitadxs a una fiesta.

Ama Lena dijo...

Lo sabia lo del espacio gay, es una forma de aprovechar sitios para nuevos eventos, no son los únicos que lo hacen.
Pero lo que ya riza las apreturas es lo del aforo máximo a 30 personas...
Gracias por la puntualización Libertad, por cierto, estabas bella esa noche ;)
Un saludo

descalza dijo...

jajajajaja

Tomo nota, Ama Lena :)

Besos