martes, 21 de diciembre de 2010

"SI TU QUIERES..."


"Si tu quieres...", "Lo que tu desees..."
Son dos contestaciones típicamente exigidas, en BDSM o en momentos de juego y rol, no es lo que tu, como sumiso/a quieras, sino lo que Yo, como Dom/Ama quiera.

La primera vez que lo oí, era en una exhibicion de cuerdas por parte de Alfil... y era dando una tanda tremenda de latigazos, el preguntaba: "Sigo?" y la respuesta de ella: "Lo que tu desees..." a cada latigazo soltaba el aire y se estremecía, pero volvía a levantar la mirada y a retar, a desear "Lo que tu desees..." No solo era excitante para ellos, lo era para los demás, aparte de su belleza en la forma estetica de hacer, era un reto a todos los espectadores, ¿Quien lo desea mas, vosotros o yo como sumisa?

Lógicamente esto no es real. Cuando esa respuesta es dada, lo que funciona no es la consciencia del poder que otorgan, si no el calenton, la excitacion o la necesidad de parar/seguir, una situación dolorosa /placentera.
A veces, es una forma de seguir en el papel, de continuar el juego, pero otorgando algo que, de permanecer fríos, ni de broma cederíamos.

Funciona el cuerpo, la sugestión, la mirada, la voz que susurra o el calor de la mano, dificilmente lo conseguirás si lo arrebatas, si lo haces a la fuerza. Aquí no vale el castigo de "eres mía y haces lo que quiero...", aquí solo funciona el cuerpo y el deseo.
Y sera durante un segundo que la mente se rebele y grite: "Ni de broma hago yo eso, estas loca si te crees que me dejare prestar/atar/coser/azotar/..." pero en ese mismo segundo, sera la voz, su voz, la que conteste, o el gemido quien responda que si, que de acuerdo, que Tu mandas...

Eso es ser Dominante? Quizás.
Eso es ser Dominado? Quizás.

En realidad lo será, si luego, cuando el frío esta en la piel, cuando solo la sonrisa esta en los labios, sigue diciendo "Lo que tu quieras...", al cogerla de la mano y llevarla a la próxima idea, mala, que se te ha ocurrido...

Un saludo

2 comentarios:

Ama Lena dijo...

Aplicando la Ley Sinde a los comentarios... podria dedicarme solo a ello...

jm{Mararia} dijo...

Hola Ama Lena: totalmente con usted en elhecho de que un sumiso lo es realmente cuando después de la "sesión" (no me gusta nada ese término), éste aún sigue pensando de la misma forma sobre su Ama. De nada sirve terminar y dejar de ser sumiso.
Un sumiso que se precie de serlo lo es antes, durante y después de la "¿ ?". Cuando tu Ama está sentada, yo estoy pendiente de ELLA; cuando descansa, yo realizo tareas para que se las encuentre echas; si se acerca la hora del almuerzo, yo ya he pensado lo que le puede apetecer y está preparado; y después de estar viviendo para ELLA y por ELLA sigo preguntándole "¿que te apetece, AMA?". Nunca deja de serlo para mi, es un modo de vida que me otorga la felicidad como persona al haber optado por pertenecerle como sumiso/esclavo. Gracias y saludos AMA Lena.