domingo, 20 de junio de 2010

SUMISO, SE NACE O SE HACE?


Pues no tengo ni idea.

Se puede parecer, jugar y compartir juegos, también se puede sentir el deseo a someterse a alguien, pero a veces, solo es el deseo, la fantasía, y no hay nada mas difícil que ajustar las fantasías perfectas de cada cual, con las imperfecciones de la realidad.
Hay quienes se sienten sumisos y disfrutan con los juegos, la sesiones o compartiendo la vida junto a alguien Dominante, aunque no todos somos Dominantes de todos...

Una persona puede ser tu sumiso/a y no entender el tipo de Dominación que usa otra persona o, ser realmente irrespetuoso hacia otro Dom.
Así pues se nace?
También puede ser que, con el paso del tiempo se desarrolle el placer por dejarse hacer o llevar, pero eso no implica una sumisión como se entiende en BDSM.
Eso puede ser mas bien considerado una pasividad sexual, o vagueria... sea como sea, hay que distinguir lo que es ser pasivo y ser sumiso.
Se puede disfrutar de fantasias de sumisión, te hacen, te atan te abrazan... todo lo que puede gustarnos pero bajo la perspectiva favorable del placer obtenido, sin embargo, en BDSM, no siempre se obtiene un placer claro o inmediato.
Un sumiso no siempre se deja hacer por placer, de hecho, lo mas seguro es que, lo que le están haciendo no sea placentero o divertido siempre, pero lo hace, porque hay otro Quien que quiere, sin mas explicaciones, o sin menos, no es fácil asumir que dejas a otra persona el poder sobre tu cuerpo y sus actividades, o dolores y sobre tu mente.
La sumisión, al igual que el control del dolor, es mas mental de lo que parece.
Controlar el movimiento, el querer huir, el rendirse a quien te hace daño, sea físico o no... y después recibir un abrazo y quizás, unas gracias por el momento, es algo complicado de aceptar, hay que conocerse mucho y hay que ser claro con los gustos, comprender y comprenderse.
Se hace?
Pues quizás sea lo mas probable, seguramente la información, la fantasía sin realizar y la posiblidad de desarrollar una parte oculta, haga que se aprenda a ser sumiso/a, a disfrutar del trato o no, posesivo de otra persona y entregarse a ese momento sin mas dudas o miedos.
Pero para llegar ahí, a veces hay que mirar un espejo y ser claros con lo que se ve y con lo que queremos ver.

Un saludo

1 comentario:

Juank dijo...

Creo q muchos nacemos sumisos y vivir así pero la realidad es q si ademas de vivir así queremos gozar con nuestr@ AMO/A, debemos "hacernos" o más bien perfeccionarnos.

A tus PIES