miércoles, 2 de junio de 2010

MERCADILLO...


Después de una charla, espero que interesante, entre una amiga y yo, me quedan muchas cosas en el tintero... algunas son simples pensamientos, otras cosas son ideas, que quizás por raritas, o no se comentan o te ponen el grito en el cielo... pero son mis ideas, que le vamos a hacer. La mayor parte es la charla... lo demas, son mis puntos de vista, ni vinculantes ni para tomar como La Biblia.
En BDSM no hay amigos, lo he dicho, ya esta.
Puedes hacer amistad y muy buena con determinadas personas, pero esta se desarrollara fuera de una sesión, los puntos en común serán muchos, pero nunca los discutiréis entre látigos al viento, si el culo de alguien los recibe... seras amiga de la persona, pero no de tal o cual nick, por lo que no puede tomarse como una amista BDSM, sino entre personas.
No puede existir amista entre Dom y sum, cuando se va de caza.
Sea quien sea el que busca, te cataloga, oye y valora, y no hay amistad que valga, eres una simple pieza de carne colgada en exposición. Lo que resulte de eso, puede ser amistad, si no eres útil a sus ideas, o acabar siendo el Propietario/perro de alguien, sin mas.
La amistad estará limitada por otras cosas, pero sobretodo, no habrá opciones a compra, solo la diversión y jugar es gratis.
Puedes tener amistad con Doms y disfrutar de otros puntos de vista, pero tendrás guardada la llave del candado de la persona que te interesa, por si las manos se hacen demasiado largas... al igual que si, siendo sumiso, la amistad de tu Dueño es demasiado "profunda" con otro sum... miraras con el rabillo del ojo, por si...
Quien quiera pensar que puede haber una amistad sin un interés... pues eso, que lo admito, pero que se asegure mucho, mucho, de que realmente es así.
Collares... la importancia que cada cual damos al Collar es distinta.
Hay quien lo toma como un adorno y evita de esta forma el acercamiento de personas que no resultan agradables. También puede tomarse como el uso de las bragas, de quita y pon, pero no es así. O de entregas multiples, total hay taaaaanntos sumisos/as...
El Collar en BDSM es un símil a un anillo en una boda, a nadie se le ocurre ir devolviendo el anillo al esposo/a y diciendo toma que no te aguanto, lo mas seguro es que eso, acabe en un divorcio, aquí también.
Con la ventaja de que no hay partición de bienes, ni de pensiones...
Ni al cabo de diez, quince días o cuatro meses, le vas diciendo: oye me equivoque, te quiero mucho... te esperas que pasen de ti, que desconfíen de tu vuelta o sencillamente, que tu sitio este ocupado.
Cuando uno necesita espacio, algo no va bien o se siente desdichado, seas Dom o sum, hay que frenar y HABLAR, lo pongo así por si alguien no lo lee bien...
Si después de eso, no hay solución, pues bien, collares fuera, pero debería tenerse claro, que es un divorcio... quizás igual de doloroso...
Los momentos kit kat, re-puestos en boga por un amigo... tienen un peligro.
La otra persona puede no estar de acuerdo, aquí siempre hablamos de dos partes, o de tres, cada cual juega como quiere, pero hay que ver muchas cuestiones.
Lo que nosotros necesitamos, puede ser o no lo que necesitan al lado, la necesidad o molestia, pueden no ser las mismas... aun siendo BDSM, hay que pensar que cada cual tiene un ritmo vital, que cada cual tiene unas necesidad afectivas diferentes, es mas, incluso las culturales son distintas. Por lo que dichos momentos, están geniales, siempre y cuando sean compartidos y aclarados. No quiere decir que no interese la relación, solo que hay que descansar y ver mundo.
Me hizo mucha gracia una expresión: "desplegaba sus alas de cortejo..."
Pues si, suele pasar, si alguien deja a su Dom /sum, lo habitual es que, otro alguien aparezca y corteje, busque su sitio, pero por mal que suene, a veces, hay que dejar pasar el periodo de luto, nunca sabrás si esta contigo por despecho o porque le interesas, incluso porque necesita un hombro sobre el que llorar...
Puede que después de tu esfuerzo, de tus muestras de animo y de mostrar lo mejor/peor que tienes, vuelva con su anterior pareja BDSM, no porque este mejor o peor que contigo, solo por añoranza o costumbre...
Los sentimientos son así, incontrolables.
También recuerdo retazos sobre el interés o no, en el sumiso que tienes al lado... a ver, creo que puse un símil y espero se entienda:
Uno compra un anillo, después de mil vueltas, de mirar mas tiendas y de que este ajuste al dedo como la seda, lo mima y admira, pero eso no evita que se pruebe una diadema, o un collar, el anillo sigue ahí y es fiel y seguro, su sitio no lo ocupa nadie, pero variar de modelos o divertirse con otros aderezos no quiere decir mas. Incluso puede haber mas anillos, pero también hay mas dedos, cada cual ocupa su sitio.
La cuestión mas bien, viene dad cuando tenemos temores y estamos incómodos con una situación, reflejamos que, a la otra parte le pasa igual, o no, y cualquiera que se acerque parece una competencia, cuando la mas de las veces es un complemento...
Por hoy, creo que ya he paseado mucho por este mercadillo... me parece reiterativo, pero hablar es algo muyyyyyyyyy bueno, y escuchar???? Aun mejor.

Un saludo


4 comentarios:

Juank dijo...

He escuchado con atención... llevas razón.

A tus PIES

Hogar virtual de las emociones de Domina Azu y sita dijo...

¡¡¡Mon Dieu!!!!
¡Como te cundio esa mañana!
Eres genial AMIGA
AmaAzu (again)

JP dijo...

Gracias por tu sinceridad,tu conocimiento y de que lo compartas con todoas nosotros.
Me gustaria ser tu sumiso y poder experimentar todos estos sentimientos.
Gracias y a sus pies,

Ama Lena dijo...

Lo que hace una mañana de charla....
JP... me llevo mal con los sumisos... no soy de admitir fallos bobos o incomprensiones en temas hablados y claros... tu eres de esos o de los otros?