miércoles, 4 de noviembre de 2009

SEXO ¿SI O NO?


Siempre es una duda que tengo en relación al BDSM, a las sesiones, juegos o lo que se quiera llamar; si hablamos de que es un juego sexual, por lógica debe haber una satisfacción, pero esta, pasa necesariamente por orgasmar?

No voy a decir que si penetraciones, felaciones o lo que se quiera, dentro del abanico de posibles juegos sexuales, la cuestión casi seria: cual es entonces la diferencia con el BDSM?

Si, tras unos azotes, pinzas, o poner de rodillas a alguien, lo que hacemos es procurar un placer, casi idéntico, por no decir el mismo, que si nos lo montamos con un/a amante... no estamos hablando de "sexo duro"?

Se como me lo planteo yo, no puedo decir que los planteamientos de alrededor me sean o no lógicos, no son de mi incumbencia, pero, entonces soy yo radical? los demás se lo toman a la ligera?

O simplemente, cada cual lo ve de una manera diferente?

A veces, me planteo que un orgasmo, sea cual sea la posición, Dom o sum, es un final, de la misma manera que te relajas cuando ocurre en el sexo tradicional.

Y si, la sesión no acaba con ese placer?

Y si, por casualidad, se mantiene la tensión?

El relax, llega después, en casa, en otra charla, en otro encuentro, en cualquier otro momento.

Esa es la diferencia que yo veo en BDSM, el saber controlar el momento de ese placer, no negarlo, solo controlar cuando, que puede ser con esa misma persona, sumisa o no, o puede ser con otra, ¿es imprescindible mezclar sexo y BDSM?

Pero en otro momento, si no solo es sexo, solo es: te doy dos azotes y ven que te follo...

Quizás sea como siempre dicen, las mujeres vemos el sexo de otra manera, pero tengo claro que los hombres son los mismos, sean Dom o sum, fisiologicamente funcionan igual, el "dolor"... puede ser el mismo sin orgasmo entonces, por qué se puede controlar el placer a un sumiso y el Dom, no puede o no quiere controlarlo?

Pierde poder sin penetrar a la sumisa? o sin la felacion de turno?

Que nadie se equivoque, las mujeres somos tan sexuales, en realidad mucho mas sexuales que un hombre, y también el placer nos gusta y motiva, pero, quizás, somos capaces a elegir el momento, el significado de ese placer...

No da poder, solo placer, no nos hace mas Dominantes, penetración mas o menos, o lengua mas o menos, el Placer de ese Poder, nos lo da la mente, el control sobre ella... y sobre el cuerpo de la otra persona, entonces, la diferencia es el BDSM, o la persona que lo vive?

¿La diferencia está en aplicar ese sexo, como una recompensa, no como un fin?

¿Soy radical? Puede ser...

Un saludo

2 comentarios:

Dómina Libertad dijo...

En mi opinión no hay que darle tantas vueltas. Un Dominante debe hacer lo que le apetezca en cada momento, por supuesto teniéndo en cuenta los límites del/la sumoso/a, y si en ese momento tiene ganas de que le satisfaga sexualmente no debería ponerse a valorar si por ello, el/la sumiso/a, le va a perder el respeto, porque entonces realmente perdería su esencia de dominante. Entiendo que a l@s sumis@s hay que enseñarles a asumir cualquier cosa que desees de ellos como un acto de sumisión y entrega... si no se consigue, tal vez es que no congenias realmente con esa persona.
Yo diría que esta lacra la tenemos colgada más las mujeres que los hombres, a quienes culturalmente se nos ha enseñado que si tenemos sexo no nos damos a respetar, es decir que si seguimos defendiendo esta postura somos nosotras las que seguimos dejándonos influir por la cultura machista que nos ha tenido reprimidas y sometidas durante toda la historia de la humanidad.
¿Cuál es problema con que se disfrute también del sexo en BDSM? Yo no veo ninguno, sea como medio o como fin, realmente creo que depende del consenso. Habrá gente con la que te apetezca una relación exclusivamente D/s sin componentes sexuales, y otras que te exciten sexualmente y quieras disfrutar también de esa faceta. Para mí la pregunta es ¿Por qué privarse? En realidad me da igual como se llame, sea BDSM, sea sexo duro, sea lo que sea, si he llegado hasta aquí ha sido en la búsqueda de emociones más intensas, y no estoy dispuesta a perderme ocasiones de disfrute porque alguien vaya a valorar si lo que hago es BDSM o no lo es.
Cada un@ lo siente a su manera, y todo es igualmente respetable mientras se observe el SSC.
Un fuerte abrazo, Lena.
Libertad

Ama Lena dijo...

No se si al final termine defendiendo el sexo no... pero soy capaz...

A ver, segun pienso cada cual y cuala, debe hacer lo que mejor crea, para si misma y su pareja en ese momento.

Luego? Pues luego habrá que ir paso a paso o hablar mucho antes.

No creo que tener sexo o no, en BDSM, sea diferente a cualquier otra situacion, en cuanto al respeto... si solo dependemos de que se nos respete o no, segun haya una satisfaccion sexual, o no, mal vamos...

Un saludo Libertad