jueves, 26 de noviembre de 2009

¿EMPEZAMOS..?


Poco a poco, que otra cosa queda?

Charlamos, hablamos del tiempo, del trabajo y de todo, menos de lo que nos gusta, sin prisa, sin pausa, pensando que pasara, sera algo mas, no lo sera?

Trenzas un puente, marcas los caminos hacia a ti, y hacia los demás, pones los tablones para pisar despacio, tantear el camino...
Con pies de plomo, con el deseo escondido, no vaya a ser precipitado, no vaya a surgir y no sea lo que busca de ti...

Cuando intentas conocer a alguien, pero no por el mero hecho de conocerla como amiga, sino como algo mas intimo, quizás sumisa? quizás confidente?

Vas tanteando terreno, se miran afinidades, preguntas y respuestas, pero todo en el aire, sin pasar limites incómodos, sorteando las dudas, pensando las respuestas, calibrando los miedos...

Y luego? Como se sigue, se propone una cita? Se toma un café?

Quizás salga bien, veas el subidon, sientas el placer de encontrar tu mitad para encuentros, para seguir... pero lo eres tu?

En muchas ocasiones, he establecido contacto con sumisos/as, hemos charlado y mucho, contrastado ideas, incluso intercambiado lista fetish, esto si, esto no... y nada mas, en eso ha quedado todo.

Cuando ha llegado mas allá, he comprobado que el camino era distinto completamente, preguntas hasta por la talla del zapato, pero se obvian referencias concretas al BDSM, vaya a ser que parezca excesivo el interés y se asuste...

Sin embargo, esto es una interrelación, no puedes llegar muy lejos si la otra parte no quiere, y si después de contar tu vida, la otra parte decide que le gustan mas altas, mas rubias o mas bajas?

La cuestión es que, sin saber la afinidad de la otra persona hacia a ti, dificilmente te atreves a abrirte y a confiar, quien dijo que ser Dom era fácil?

Me gusta integrar a la persona sumisa en mi entorno, con mi familia, con amistades, saber que no solo son los momentos de juegos, sino mas cosas, tener la tranquilidad y la confianza de poder tomar un café en casa o salir de compras, o a cualquier cuestión, sin tener que andar ocultando quien y como soy, pero es esto algo bueno?

Es real el interés de la otra persona? Se integrara, o me usara para aprender y seguir su camino?
O quizás, seguirá buscando lo que en realidad le interesa, y estará aquí parada mientras llega, sin ver mas allá de sus cadenas y esposas?

Quien sabe, pero si no lo intento, no sabré si merece la pena o no...

Volvemos a empezar...

Un saludo

2 comentarios:

Mister T dijo...

Cada nuevo inicio es una aventura, es un epezar, de nada sirve lo vivido, lo guardado en la memoria, ni siquiera los protocolos, ni los consejos,,solo la sensación propia de sentir y desear lo que tienes ante tí.
Mucha suerte

susana dijo...

Suerte Lena. ¿Para cuando otro cafe? Intuyo que estas resolviedo...amiga...querida ama... Besos. Susana