martes, 17 de junio de 2014

Redes, password y Yo...




Esta claro que lo mio no es lo de tener mil perfiles, y conste que tengo unos cuantos por cuestiones profesionales y comerciales, amén de los que hay personales y golfos... perdí la cuenta.

El problema es que por la manía de cambiar las claves, de tener una acorde a cada sitio, de que hay perfiles de los que hasta te olvidas y además, de las cuentas de correo que se bloquean, pierden y olvidan por motivos muy similares, ando con perfiles BDSMeros perdidos...

Lógicamente algunos los voy recuperando gracias al buen hacer de los gestores de dichas Redes, otros son imposibles!!!!
Que si cómo demostrar que soy yo, que si no podemos creernos todo lo que nos cuentan...
La cuestión es ahora mismo, por ejemplo, que el perfil de Ama Lena en CirculoBDSM está sin posibilidad de que yo acceda y sin posibilidad de que lo recupere, porque ni haciendo el pino creen que Yo sea Yo... como si hubiera alguien más que quisiera mis zapatos...

Así pues queridxs lectorxs, si lo veis, ni me escribáis, ni nada de nada, mejor será que comuniquéis que me den de baja, porque vaya tontería tener dicho perfil para nada...

Si os veis en la misma situación, ojito y apuntad las claves de toooodos los perfiles, eso sí, luego no olvideis donde están apuntadas...

Un saludo 

domingo, 8 de junio de 2014

Rectificación de errores...

Quitar el nombre de un Dominante, o en mi caso el "Ama", implica también que pierdes, borras o quitas un nombre al collar del sumiso/a, cuestión en la que no se piensa a veces.

O, por lo menos yo no lo pensé, por lo tanto, el nombre sigue, vuelve a ser Ama Lena.
Porque el collar sigue. Sigue siendo _AL
Perdón a ti y gracias por tu filosofía concreta y avasalladora.

Este post, no lo voy a borrar, pero no tiene razón de ser, porque no hay forma de perder un nombre, sin perder a quien no quieres perder.

Ama Lena

Y tu quién eres?



A veces sigo con la duda de cómo las definiciones, pueden modificar nuestras intenciones, por desconocimiento, por miedos o simplemente porque para qué molestarnos si otros saben mas?

El nombre con el que nos identifiquemos dentro del mundo BDSM es importante, porque condicionará el trato que nos den los demás, porque nos hará parecer más o menos "sabios" hacia los demás y sobretodo, porque marcara e identificará nuestra tendencia y nuestro camino.

¿Sabes como llamarte? Pues entonces piensa en lo que te identifica y no le des vueltas, por muchos títulos que te pongas delante, sigues siendo tu y no hay nada peor que un Master que no sabe como se concede el honor de serlo o una Ama que no tiene sumis@...

miércoles, 16 de abril de 2014

Dudas? Luego piensas...





A quién preguntamos cuando tenemos dudas de salud? A un médico...
Cuando no terminamos de saber el precio de un zapato? Al dependiente...
Pero qué pasa si la duda es cómo comportarse como sumis@, o cómo demostrar lo buen@s que somos???

Pues si le preguntas a tu Dom, hay intereses creados y puede haber más de un problema, por una parte que considere que le menosprecias, que piense que no eres tan sumis@ como pensaba o incluso que te estás sublevando... Hay para todos los gustos...

Lo mejor sería tener más contactos con personas relacionadas con BDSM, no sólo con Dominación, también con cualquier otra disciplina: Shibari, Sádic@, profesional, que sean amigables, pero que no haya interés personal, de esta forma no nos sentiremos como "carne disponible" (que conste que hablo en plural y me incluyo por simpatía, que de sumisa yo tengo poco... ni en la cola del pan, vamos!!!) o, puestos a recurrir a alguien y no sepamos o no tengamos quién, iremos a los mil y un tutorial, escrito, blogger, todo lo que leamos es poco si tenemos dudas.

Posibles dudas:
¿Cómo demostrar que eres "buen@ sumis@ para es@ Dominante? 
Pues de la forma más fácil: Obedeciendo, cumpliendo e incluso anticipándote a sus deseos, incentivando, despertando y complementando el juego. Siempre bajo su guía y sus directrices.

¿Cómo te comportas en un encuentro con otros Dominantes y sumis@s? ¿No hay directrices previas? 
Pues entonces pregunta, no tengas miedo, pero lo mejor es preguntar, es complicado no saber si quiere que te comportes como sumisa o como vainilla, si quiere que actúes como criada, como secretaria o sencillamente, que no hables ni respires si no te lo indica... Kajira total!!!!

¿Cómo demuestro lo mucho que respeto, quiero y me someto a sus órdenes?
Cumpliéndolas, así de simple, pero siempre y cuando no vayan contra tu naturaleza homosexual, lésbica o heterosexual, que no te avergüencen una vez que se pase el calentón, que no consideres que es una violación a tu persona, que no te haga daño como persona real y no sea lesivo para tu cuerpo, tu cabeza o tu corazón.

Admitir juegos, premisas, obligaciones, compartir cama con... y admitir la coletilla "si quieres demostrarme que eres buen/a sumis@" o juegos de riesgo, sin conocer los límites que tienes como sumis@, puede suponer no solo el fin de la relación, sino también un amargo trago, para el que no estabas preparad@.

¿Cuáles son mis límites? 
Pues está claro que si nos referimos a BDSM, cuando empiece el juego duro: azotes, castigos, restricciones y demás lo sabrás y tendrás que ir muy despacio y tu Dominante debería calibrar como vas evolucionando en un paso para llegar al siguiente.

Si nos referimos a juegos de Dominación, y de sometimiento... aquí ya tengo dudas respecto a los límites, pero hay uno muy claro:"no hagas lo que no deseas" no eres mal sumis@ por eso, pero puede que te hayas encontrado con alguien manipulador, alguien que en realidad es un depredador y no lo veas venir hasta que sea demasiado tarde...

Así que mucha precaución, y ante cualquier duda, sigue un consejo de los que no me gustan dar, crea una red de amigos, de personas de confianza y no estés sol@ a la hora de cuidarte y mimarte... los Dominantes vamos y venimos, pero tu cuerpo y tu mente sólo están contigo!!!!

Saludos!!!


viernes, 4 de abril de 2014

Sumis@s Perfect@s...




No existen.
Ya está, ya lo dije.
No hay, se acabó.

Hoy te pueden parecer perfectos esos pechos redondos, esos pezones que apuntan al cielo de tu deseo... y mañana pasas 15 min. intentando atarlos con la cuerda de yute... si esa, la última que te compraste y que estabas deseando estrenar y no hay forma...

O esa mirada felina, esos ojos entrecerrados y que no sabes el color exacto porque cambian según su ánimo... ya si, claro, esa ceja levantada y la mirada de: "no tienes ni idea de lo que me pica la nariz y lo que me aburro... me aburrooooo..." 
Obviamente no lo dice porque es un/a sumis@ muy educad@

Enseñar a alguien a hacerte disfrutar, indicarle si te gusta que mire, que se ria, que te muerda o que senciallamente, esté callad@ no es lo único que muchas veces pedimos o deseamos de l@s sumis@s, a veces una buena charla inteligente, una conversación que  no tenga principio y final en unos azotes o unas cuerdas, puede ser rozar la perfección cuando has elegido a alguien para compartir BDSM, o vida, quién sabe.

Que no, que tampoco nosotr@s somos angelitos perfectos y sabemos siempre cuando iniciar una charla, un juego o dar un pellizco... pero reconozcámoslo, somos casi perfectos y ell@s no lo saben...

Un saludo, Lena



jueves, 30 de enero de 2014

Pierdo hasta el nombre...


Pues en realidad no. 
Casi siempre he sido Lena, también Ama Lena, Maitresse Lena, nunca Dómina Lena ni similar...
¿Por qué del cambio? ¿O de la vuelta al origen? Por coherencia.
Así de simple.
Un saludo.

domingo, 15 de diciembre de 2013

BD... Qué?


Sigo admirándome por la forma que a veces tenemos nosotros mismos de denostar el BDSM.
No es cuestión de hablar mal, es cuestión de la actitud frente a otras personas que lo practiquen/sigan/disfruten de él.
Hace tiempo que dejé de acudir a eventos de exhibición, o a encuentros de demostración "Yo Soy Lo Más", no por que no me guste mirar, sino porque resulta agotadora tanta admiración...

Pero he empezado a acudir a charlas, coloquios, mesas de trabajo sobre BDSM, es un tema que me interesa, tengo mil opiniones sobre él y si alguna no sirve, la cambio... pero ahora ya no se que pensar:
Si defino el BDSM como "un juego de roles, de poder", me dicen que soy de la Vieja Guardia (¿Old Guard yo? creo que nada más lejos de mis ideas ni de mi actitud en BDSM...).
Si discrepo en la afirmación de que: "si el juego lleva al dolor y no al placer, no se considera BDSM..., Esa es la parte de SadoMasoquismo, no?"...  Me tachan de extremista...
O si, considero que "Las sombras de Grey" es el peor texto sobre/relacionado con BDSM, me cuentan que gracias a él, la gente lo ha descubierto y lo disfrutan... pero digo yo, de qué sirve que alguien lo descubra como lo indican en el texto, si en realidad es un escrito donde se ensalza a un maltratador, se pone como estereotipo de sumisa a una muñeca tonta a la que hacen "Diosa" y lo más parecido a las prácticas BDSM que hay en vendar los ojos para penetrar a alguien... (que siiii que ya se que hay más cosas, hago un resumen de mi lectura, no pude pasar de la pag. 150, sorry, esto... retiro el "sorry", no lo siento nada de nada)

Y tras todo ésto, resulta que llevo camino de 20 años equivocada.
No porque no sepa las definiciones en inglés de "kinky", de "flogger" o mil cosas que cuando yo quiero usarlo/nombrarlo, tienen un símil en castellano, sino porque: "no sé, desconozco" que el BDSM es un estado/juego/modo de vida en el que el contacto de piel a piel es imprescindible, el deseo es quien manda a la hora de desarrollar acción/reacción, el BDSM no sólo es un traje o vestido de cuero, creo que unas bragas blancas, unas zapatillas, unos calcetines pueden hacer que te derritas o se te vuelva agua quien tienes enfrente, que si unas veces te gusta azotar y otras que te azoten eres un Switch, que para todo hay nombre en esta vida aunque no te guste esa definición... estoy equivocada si pienso que lo primordial es practicarlo con quien quiera y te deje, que l@s sumis@s tienen el poder de dejarte crecer, quiera o no reconocerse, que un mal dia lo tiene cualquiera y para eso está el disculparte y pedirle perdón al sumi que aguantó el chaparrón... aunque tengas unos tacones de 35cm.

Algunas veces me dan ideas de hacer yo la charla, no porque considere que todas las ideas que hay enfrente están equivocadas, sino porque hay una que parece que nadie termina de aceptar, nadie acaba de darse cuenta de que ESA es la principal y única noción que debe aprenderse en BDSM:
"Si no respetas mis ideas, mi opinión, sobre mi forma de practicarlo, no es BDSM; tus ideas, tus prácticas, no son mejores que las mias, solo tuyas y en BDSM cabemos TODOS"

En fin, no se si seguir o morderme la lengua... mejor sigo otro día por temas más amables.

Un saludo y a cuidarse mucho...